Noticias de la Unión

La “Carta de Jeddah para la Responsabilidad de los Medios” pide respeto por las creencias y santidades religiosas y anuncia un premio para honrar a quienes están comprometidos con los valores de los medios.

Jeddah (UNA) - La “Carta de Jeddah para la Responsabilidad de los Medios” se emitió hoy como culminación del trabajo del Foro Internacional “Los medios y su papel en alimentar el odio y la violencia: los peligros de la desinformación y el sesgo”, que concluyó con una serie de recomendaciones y para las cuales la Liga Mundial Musulmana reunió a miembros de la Unión de Agencias de Noticias de la Organización de Países de Cooperación Islámica (UNA), las principales agencias internacionales y los líderes religiosos y diplomáticos más destacados del mundo.

La carta incluía 13 artículos adoptados por los líderes e instituciones representadas en el foro, y 8 recomendaciones fueron emitidas al final de los trabajos del foro internacional, que contó con asistentes de todo el mundo, especialmente jefes y directores de instituciones árabes, islámicas y agencias de noticias internacionales. Con la participación de reporteros de la Franja de Gaza que luchan por transmitir los hechos e informar a la opinión pública de lo que sucede sobre el terreno.

La carta establece en su preámbulo que es necesario expresar creencia en el deber de hacer avanzar el sistema de medios, realzar el honor de pertenecer a la profesión, enfatizar las cartas emitidas por organizaciones internacionales e instituciones profesionales y garantizar el respeto a libertad de opinión y expresión en el contexto de su legitimidad civilizatoria que apoya la paz mundial y la armonía de sus sociedades nacionales.

La Carta también llamó la atención sobre la importancia de garantizar el derecho de la opinión pública a conocer la verdad y a acceder a la información a través de sus documentos presentados con imparcialidad e imparcialidad, y no con sus tesis improvisadas y engañosas que distorsionan la transparencia de su información y distorsionan sus documentos. Destacando la importancia de guiarse por las experiencias acumuladas por los medios de comunicación para alcanzar un papel social ilustrado y civilizado.

La Carta enfatizó que las necesidades de los tiempos requieren la formulación de una coalición internacional para frustrar la desinformación de los medios y mejorar el desempeño y la calidad del trabajo de los medios de acuerdo con estándares y controles que representen la ética del discurso de los medios con sus pilares y deberes. Por ello, los participantes en el foro llaman a todos los profesionales de los medios de comunicación del mundo a adherirse a aquella ética en la que los valores de los medios coinciden y no difieren, como un compromiso profesional en el que cree todo aquel que siente responsabilidad mediática, lejos de cualquier otro objetivo. eso desviaría el camino mediático de su noble mensaje, y afirman en este sentido debemos atenernos a lo siguiente:

1- La creencia en la dignidad humana, el compromiso con los ideales morales comunes y la preservación y respeto de los derechos humanos, independientemente de su identidad religiosa, nacional, étnica o de cualquier otra índole, cuya existencia y derecho a elegir sus orientaciones legítimas deben ser respetados, y absteniéndose de difundir y publicar cualquier cosa que pueda perjudicar los derechos de otros o violar su privacidad.

2- Combatir los fenómenos negativos y las malas prácticas, y afrontar los llamados a difundir el vicio y la decadencia moral, y todo lo que daña a las sociedades, o contradice el sentido común y los valores humanos universales.

3- Respetar los símbolos religiosos y nacionales de las naciones y los pueblos, e insistir en que insultar las creencias y santidades religiosas no entra dentro de la libertad de expresión, sino que es una explotación inmoral de este noble valor, y sólo resulta en una mayor provocación de los sentimientos, la creación. de hostilidades y exacerbar las tensiones.

4- Establecer una cultura de la diferencia consciente, respetando la diversidad cultural y social, preservando la paz de las sociedades y la armonía de sus componentes, consolidando su convivencia, desarrollando su renacimiento y teniendo en cuenta normas científicas, objetivas y éticas en la crítica y el diálogo.

5- Considerar la islamofobia y otras ideas odiosas y excluyentes como ejemplo de racismo abominable que sataniza a los demás y los excluye por su estrechez de diversidad, su incapacidad para interactuar con ellos, o su incomprensión de su aislamiento y arrogancia, además del arraigo de odio en algunas almas, lo que indica el nivel de su aislamiento humano y moral.

6- Combatir los llamamientos a la violencia, el odio y la discriminación racial, absteniéndose de publicar materiales que alimenten o inciten al extremismo y el terrorismo, y trabajando para combatir todo lo que perturbe la seguridad de las naciones y las sociedades, o siembre discordia y guerra.

7- Bloquear contenidos relacionados con la violencia y el odio, siendo completamente cautelosos frente a controles unidireccionales y sesgados, teniendo cuidado de no publicar materiales mediáticos que sean ofensivos o insultantes para individuos y grupos, condenando toda forma de menosprecio y desprecio, y utilizando un lenguaje educado y sofisticado. que preserve la dignidad, revele la verdad, garantice la convivencia y respete a todos.

8- Afrontar con sensibilidad y conciencia acontecimientos catastróficos y trágicos, utilizar materiales visuales y lingüísticos de forma profesional y tener cuidado de no ofender a las víctimas o a los afectados y afligidos transmitiendo detalles e imágenes hirientes o impactantes.

9- Practicar el trabajo de los medios de comunicación de forma libre e independiente, no sujeto a presiones o influencias en todas sus formas y manifestaciones, y evitando explotar la influencia o autoridad para servir intereses personales y lograr beneficios personales.

10- Compromiso de responsabilidad personal, apegándose a los valores morales y sociales, no utilizando métodos de engaño y chantaje para difundir la noticia y verificar su autenticidad, y siendo prudente al cubrirla, de manera que contribuya a iluminar a la opinión pública y orientarla con equilibrio y moderación, evitando la exageración y los métodos de exageración, y evitando la provocación e incitación al odio y a la violencia.

11- Sentir el honor de la profesión basada en la objetividad e imparcialidad en la recepción y presentación de noticias, y considerarlas como la expresión ideal para expresar la verdad que debe llegar al público, sin exclusiones, parcialidades ni engaños.

12- Compromiso de utilizar medios legítimos para obtener información, y evitar medios no éticos que vulneren los derechos de otros o invadan su privacidad.

13- Confiar en autoridades confiables y creíbles para transmitir noticias e informes, teniendo en cuenta los derechos de autor al citarlos, investigando la veracidad y exactitud de los materiales e informes de los medios presentados o publicados, y manteniéndose alejado de la fabricación, piratería, falsificación, distorsión y difundir noticias o rumores engañosos.

El foro también pidió una serie de recomendaciones, que son:

1- Crear un derecho internacional unificado que regule la ética del trabajo en los medios de comunicación y apruebe las normas que califican para la práctica consciente de los medios de comunicación.

2- Crear leyes nacionales e internacionales que disuadan todas las formas de odio, incluida la criminalización de las instituciones de medios y de las personas involucradas en sus crímenes, y la elaboración de listas oficiales de sus nombres para aislarlos del sistema de medios honestos, alertándolos de sus peligros para la paz. de nuestro mundo y la armonía de sus sociedades nacionales.

3- Anunciar el (Premio de la Agencia Islámica de Noticias al Profesionalismo de los Medios), otorgado por la agencia a organismos e instituciones gubernamentales y no gubernamentales e individuos comprometidos con los valores de los medios.

4- Proporcionar protección a los corresponsales de los medios, tipificar como delito las agresiones a ellos o restringir su acceso a los acontecimientos y denunciarlos libremente.

5- Apoyo nacional e internacional a todo lo que haga avanzar el mensaje mediático, y la contribución de su contenido a la mejora del conocimiento de sus diversos conceptos e implicaciones.

6- Mejorar el proceso de los medios para que se convierta en una fuerza blanda para servir a las cuestiones humanitarias, apoyar a los pueblos oprimidos, resolver conflictos y fortalecer la alianza civilizacional entre naciones y pueblos frente a los conceptos de odio y las teorías de la inevitabilidad del conflicto y el choque de civilizaciones.

7- Crear observatorios nacionales e internacionales eficaces que detecten y perciban las advertencias de odio y trabajen para evitar sus peligros.

8- Solicitar la adopción de la (Carta de Jeddah para la Responsabilidad de los Medios) por parte de las instituciones de medios internacionales, como fuente de referencia y documento legal para conocer la ética del trabajo de los medios, controlar su práctica y establecer sus regulaciones.

(se acabó)

Noticias relacionadas

Ir al botón superior