Organización de Cooperación Islámica

El ejecutivo de la “Cooperación Islámica” insta al gobierno interino afgano a revertir la decisión de privar a las mujeres afganas de la educación

abuela (UNA) - La reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo de la Organización de Cooperación Islámica instó al gobierno en funciones de Afganistán a revertir su decisión de negar a las niñas afganas el derecho a la educación.
 La reunión, que se celebró el miércoles en la sede de la Secretaría General de la OCI en Jeddah, viene a discutir los últimos acontecimientos y la situación humanitaria en Afganistán en respuesta a una invitación conjunta del Reino de Arabia Saudita, el actual presidente de la Islámica Cumbre y Presidente del Comité Ejecutivo, y la República de Turquía y la República de Gambia.
En su discurso de clausura, el Comité Ejecutivo afirmó que la educación es uno de los derechos humanos básicos que deben disfrutar todas las personas, sobre la base del principio de igualdad de oportunidades de manera no discriminatoria y sin privarlas de este derecho.
Expresó su decepción por la suspensión de la educación de las mujeres y las niñas en Afganistán y por la decisión de exigir a todos los organismos no gubernamentales nacionales e internacionales que suspendieran el empleo de las mujeres hasta nuevo aviso.
Instó a las autoridades de facto afganas a acatar los principios y propósitos contenidos en la Carta de las Naciones Unidas y la Carta de la Organización para la Cooperación Islámica, y a respetar sus obligaciones en virtud de los tratados y acuerdos internacionales, incluidas sus obligaciones en virtud de las normas internacionales de derechos humanos. pactos, particularmente en lo que respecta a los derechos de las mujeres, los niños, los jóvenes, los ancianos y las personas con necesidades especiales.
Pidió a las autoridades de facto afganas que trabajaran para reabrir escuelas y universidades para niñas y permitirles matricularse en todas las etapas de la educación y todas las especializaciones que necesita el pueblo afgano, y destacó la necesidad de proteger los derechos básicos, incluido el derecho a la vida. seguridad, dignidad y derecho a la educación, para todas las mujeres y niñas afganas, de conformidad con los valores islámicos y las normas internacionales de derechos humanos.
El Comité Ejecutivo advirtió contra la interrupción de la provisión de ayuda humanitaria de campo y que la ayuda humanitaria internacional, los servicios educativos y de salud y otros servicios sociales para el pueblo afgano no deben verse obstaculizados por la falta de empleadas.
Al comienzo de la reunión del comité, el representante permanente de Arabia Saudita ante la organización, el Dr. Saleh Al-Suhaibani, durante su discurso del Reino de Arabia Saudita, expresó la sorpresa y el profundo pesar del Reino por la decisión del gobierno interino afgano de negar a las niñas afganas el derecho a la educación, destacando que el Reino llama en el mismo sentido a revertir esta decisión, lo que sorprende en todos los países islámicos, ya que contradice el otorgamiento de derechos legales a las mujeres afganas.
 Al-Suhaibani enfatizó que privar a las mujeres afganas de sus derechos legales puede conducir a la continuación de migraciones masivas de hombres y mujeres afganos educados, lo que puede conducir a una exacerbación de las crisis humanitarias, reiterando la solicitud del Reino al gobierno interino afgano para permitir que las mujeres afganas tener derecho a la educación, que a su vez contribuye a apoyar la seguridad, la estabilidad, el desarrollo y la prosperidad.Para Afganistán y su pueblo hermano; Los textos legales que instan y fomentan el aprendizaje están dirigidos tanto a mujeres como a hombres.
En el discurso, se refirió a la justicia de nuestra verdadera religión islámica y su honra a la mujer, para que bajo ella ella disfrutara de todos sus derechos, e hizo de su educación un firme derecho para ella, e incluso uno de los deberes y necesidades civilizados que no debe ser abandonado ni privado de él.
El discurso llevó a una reafirmación de que el Reino de Arabia Saudita, bajo las generosas directivas del Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, el Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, y su Príncipe Heredero, continúa su compromiso de apoyar los incansables esfuerzos de la Organización para la Cooperación Islámica. hacia Afganistán, ya que el Reino ha iniciado la implementación de muchas decisiones relevantes emitidas por el Consejo Ministerial de Ministros de Relaciones Exteriores de los Países Islámicos emitidas por la reunión extraordinaria del Consejo sobre la discusión de la situación humanitaria en Afganistán, que se celebró por invitación del Reino y organizado por la República Islámica de Pakistán en diciembre del año XNUMX AD.
Al-Suhaibani reveló, a través de su discurso, las decisiones más importantes con respecto a la situación en Afganistán, incluida la decisión de apoyar el Fondo Fiduciario para Afganistán, que opera bajo el paraguas del Banco Islámico de Desarrollo y en coordinación y cooperación con la Organización de Cooperación, ya que el Reino realizó una generosa donación al Fondo de más de XNUMX millones de riales saudíes, además de lo que brindó Apoyo a la misión del Enviado Especial para Afganistán, ya la oficina de la organización en Kabul a través de la Secretaría General; Con el fin de lograr las decisiones del Consejo Ministerial en su cuadragésima octava sesión, que se celebró en Pakistán en marzo pasado.
 También dejó en claro que el Reino había implementado anteriormente muchos proyectos de socorro en Afganistán a través del Centro Rey Salman para el Socorro y la Acción Humanitaria, con una cantidad de más de $ XNUMX millones, y había puesto en marcha un puente aéreo y terrestre a Afganistán, además de el generoso apoyo y las donaciones proporcionadas, un precedente en las últimas décadas.
Al-Suhaibani agregó que todo esto se presenta como una continuación de los esfuerzos humanitarios y de socorro del Reino, y como una continuación de la marcha de solidaridad del Reino hacia los pueblos islámicos, cuya brújula es difícil de determinar. Porque pronuncia el bien y el apoyo en todas las direcciones, para aliviar el sufrimiento del hermano pueblo afgano y reducir los riesgos de deterioro de la crítica situación humanitaria en Afganistán, que puede afectar la paz y la estabilidad regional e internacional.
Al-Suhaibani expresó las aspiraciones del Reino para la integración de esfuerzos en este sentido y su aliento para todas las iniciativas ofrecidas por los estados miembros y las organizaciones regionales e internacionales que puedan unirse para contribuir a este fondo fiduciario humanitario para Afganistán, y brindar más apoyo. y asistencia al hermano pueblo afgano, especialmente a la luz de las difíciles condiciones humanitarias por las que atraviesa. Al mismo tiempo, apreciamos el generoso apoyo brindado por varios Estados miembros a este fondo fiduciario, que confirma nuestro acuerdo de brindar apoyo de socorro y la velocidad de la respuesta humanitaria al pueblo afgano es algo que requiere estar con ellos; Para evitar graves desastres humanitarios que traigan sufrimiento y dolor a este pueblo hermano.
Por su parte, el Secretario General de la Organización para la Cooperación Islámica, Hussein Ibrahim Taha, confirmó que la Secretaría General busca, en coordinación con la Academia Internacional de Fiqh Islámico, enviar un segundo equipo de académicos a Afganistán para continuar el diálogo con la autoridad de facto en privar a las niñas y mujeres afganas de sus derechos básicos a la educación, el empleo y la justicia social, lo que constituye una gran prioridad para el mundo islámico.
En su intervención, el Secretario General destacó que la organización ha venido siguiendo con profunda preocupación la evolución de los lamentables hechos ocurridos en Afganistán, señalando que “transmitimos, a través de mi enviado especial, mensajes a la autoridad de facto en los que destacamos la importancia del gobierno cumpliendo sus promesas anteriores de abrir escuelas para niñas a la luz de los cimientos sólidos y claros de la religión islámica.” Al-Hanif, quien insta a esto, y que la resolución de este problema abrirá la puerta de par en par para una cooperación más constructiva entre los gobierno y estados miembros y apertura al mundo.
Con respecto a la decisión de la autoridad de facto en Afganistán de suspender el trabajo de las empleadas en organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, el Secretario General subrayó que esto afectaría las operaciones humanitarias y de socorro llevadas a cabo por una amplia red de organizaciones no gubernamentales -organizaciones gubernamentales y perjudicar los intereses del pueblo afgano. En este contexto, el señor Hussein Taha renovó su llamado a la autoridad de facto para que reconsidere esta decisión en aras de la inclusión social de las mujeres y la continuidad ininterrumpida de las tareas de la Red Internacional de Seguridad Humana en Afganistán.
El Secretario General agradeció las declaraciones emitidas por los Estados Miembros, la Academia Internacional de Jurisprudencia Islámica, la Organización para el Desarrollo de la Mujer, la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Al-Azhar Al-Sharif, el Consejo de Académicos Superiores del Reino de Arabia Saudita y la Liga Musulmana Mundial, que enfatizó la posición de la ley islámica sobre la necesidad de la educación, el trabajo y la participación de las mujeres en la vida pública.
El Secretario General afirmó que la organización seguirá comprometida, a través de los esfuerzos del Enviado Especial, con el diálogo positivo con la autoridad de facto en Afganistán, en el marco del mandato que le otorgó el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores, para enfocarse sobre cuestiones de educación de las niñas, participación de la mujer en la vida pública, lucha contra el terrorismo y gobierno inclusivo en Afganistán.
(se acabó)

Noticias relacionadas

Ir al botón superior